Crónicas desde un 35 de Jesús del Gran Poder

Convivencia

Posted on: febrero 2, 2009

puerta-interior-a56A continuación podéis leer el primer texto de una persona invitada al blog. Se trata de Leti, una antigua inquilina del 35  que guarda consigo un gran número de vivencias y que ha aceptado compartirlas con todos nosotros. Desde aquí le agradecemos  su colaboración y le mandamos un fuerte abrazo.

Cuando Antonio, como siempre le he llamado aunque en la facultad le llamen Javi, me propuso ser una “invitada especial” de este blog, ipso facto vino a mi mente un huracán de recuerdos. Recuerdos que no se escaparán nunca de las paredes de ese 35 y que del mismo modo, los cuatro siguen empapelando.

Si contara las veces que cerré la puerta de ese piso, las veces que recorrí el ancho pasillo de la entrada, o tal vez el simple hecho de subir las escaleras podría estar meses pronunciando números. Números sin sentido pero que cada uno de ellos me lleva a un momento, un momento que compartí pues de eso trata la convivencia. Que da igual lo caprichosa que seas o lo “tiquismiquis”… total, ¿vivimos juntas, no? Eso es lo que siempre pensaba.

Y aunque las cosas se tuerzan siempre quedará el número quinientos en el que subí la escalera y me encontré un condón en medio del pasillo… las incesantes veces que recorrí el pasillo de rodillas y simulando tocar la guitarra o que coloqué un pos-it en la puerta de la habitación de mis compañeras, llegando a fraguar lo que bautizamos como “guerra”. El número dos en el que puse el lavavajillas con “fairy” y se armó la fiesta de la espuma en la cocina, el número uno en el que tendí la ropa y se vino la pared de la solana abajo, la cuarta vez que mis compañeras me despertaron al llegar de fiesta mientras yo dormía por enésima vez y soñaba con lo de siempre: volar. Además, el número uno en el que las vecinas de arriba llegaron de marcha y no se les ocurrió nada mejor que taconear y subí a la segunda planta por décima vez y toqué en su puerta por primera vez; aunque esa vez no me abrieron la puerta por la cara que traía, luego, meses más tarde, si que lo hicieron y ya la convivencia fue intercomunitaria. Qué paradoja.

Y aunque la convivencia se trate de vivir con más personas, o así lo defino yo, a veces añoraba poder estar sola. Poder aislarme y crear mi propio mundo, pero sólo por unas horas o minutos. Pero no. Siempre tenías a alguien ahí, acompañándote y con quien hablar. No estás nunca sola, aunque yo, por mi lejano origen, pasaba puentes en soledad era siempre satisfactorio abrir las puertas del piso a la que siempre y por inercia siempre estaba contigo.

Y aunque la vida de la residencia estuviera aún más cargada de recuerdos agradables y de momentos inolvidables, tu experiencia en un piso te marcará para siempre. Aprendes a respetar al otro sabiendo que ese es también su espacio, el mismo que el tuyo. Tu cuarto, tu pequeño terreno con tu soberanía, te garantiza a la vez cierta independencia que de igual manera es respetable.

Por eso, porque el respeto es la base de todo, porque las palabras sirven de mucho a la hora de arreglar conflictos entre compañeros de piso y porque es difícil convivir, les pido que hagan un buen uso de este blog y que también hagan de él un cuaderno de viaje, un cuaderno bitácora de la gran aventura que decidieron emprender: convivir, compartir.

Mucha suerte chicos.

Pd: recuerdos a Ferni (como le llamaba de coña), el casero más rata de toda la historia de los alquileres.

Anuncios

3 comentarios to "Convivencia"

¿Quieres una calada? xD

hombre… si m lo llegas a dcir en el momento en q lo escribí… SI xD xo ahora mismo no, gracias

Muy Sres. Mios:
Les ofrecemos Nuestros Servicios, y Les invitamos a conocer nuestra Pagina Web galvanlacados.com
No duden en pedirnos presupuestos, Les atenderemos sin ningun compromiso.
Esperamos poder mantener unas futuras relaciones comerciales. Atentamente.

Atte.
David Galvañ Rico
Dtor. de Ventas
DECORACIÓN DE MUEBLES – DECAPADO Y ENVEJECIDO – LACADO CON BRILLO – BARNIZADO DE ALTA RESISTENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: